Ellos fueron los primeros en dar el salto, trajeron la primera BB a España. Para mi gusto, la oscura, imposible de poner. Cuando sacaron al mercado la más clara, dieron en el clavo. Ahora, Garnier, da un paso más… La BB anti-edad. ¡Muy bien pensado!

Sus ingrediente facilitan la síntesis de colágeno de las pieles maduras. Corrige arrugas y reafirma. Su textura además no marca las arrugas y está disponible también en dos tonos.

 

Y el precio, estupendo… 12,74 euros..¿qué más se puede pedir?