“Te voy a poner mirando a Cuenca…” Ahorapodremos decirlo con propiedad, porque gracias a iCuenca, sabremos en todomomento en qué punto del horizonte se sitúa esta bella ciudad castellano-manchega. Si somos más de “mirar a Ceuta”, necesitamosmandar a alguien “a … a Parla”, o demostrar que “Teruel también existe”, ésta estambién nuestra aplicación: sólo hay que seleccionar el destino y su brújulanos mostrará el camino…
¿Qué, cómo se os queda el cuerpo? Seguro queos estáis preguntando cómo habéis podido vivir hasta ahora sin ella… Pueshay más: El catálogo de aplicaciones absurdas es infinito…

Los amantes de lo escatológico han convertido la iFart en una de las más vendidas en la AppStore. Pone a disposición de los usuarios hasta 26 sonidos de flatulencias y además les brinda la posibilidad de hacer sus propiasaportaciones: repugnante.

¿Quién no se ha topado alguna vez con uno de esos personajes antipáticos que parecen pedir a gritos una colleja? Pues he aquí un método mucho más limpio y menos comprometido: El iVoodoo Doll, pone a nuestra disposición una aguja virtual y un muñeco de vudú, al que hay que poner un nombre (seguro que ya se os han ocurrido unos cuantos…)
Para enamorados inseguros, Kiss me es una aplicación que califica al usuario en función de su pericia a la hora de besar: Basta con acercar los labios, unirlos con pasión a otros que aparecen en la pantalla y esperar el veredicto del programa, que puntuará el ósculo de 1 a 10 y nos aconsejará -en su caso- practicar un poco más para mejorar. 
Los amantes del riesgo no pueden ignorar el HangTime: una aplicación que mide el tiempo que el teléfono está suspendido en el aire desde el momento en que lo lanzamos hasta que vuelve a nuestras manos. Increíble: la propia AppStore advierte que lanzar el móvil al aire, por muy divertido que parezca, no es una buena idea. (A ver quién es el guapo que la prueba)
Y esta se lleva la palma: Hold On tiene como único propósito registrar el mayor tiempo que somos capaces de aguantar apretando un botón que aparece en la pantalla. La aplicación permite además almacenar y compartir nuestros records con los de otros friki-usuarios.

Como no solo de iPhone vive el hombre, he aquí algunos ejemplares interesantes para Android:
Como esta máquina de afeitar eléctrica: una aplicación que simula mediante la vibración del móvil y un zumbido sonoro el trabajo deuna máquina de afeitar. Muy práctica para utilizarla en la oficina en unamañana de resaca. (Aunque parezca mentira, lleva ya cerca de 250.000 descargas)

Por si no resulta ya bastante incómodo quese te empañen los cristales del coche o de las gafas, Steamy Window nos proponeempañar también la pantalla del móvil. Hay varias opciones, utilizar el efectomojado, o una fina capa de arena sobre la que se pueden realizar divertidos dibujos. 
Spin de Bottle es la versión virtual del clásicojuego de la botella. Basta con dejar el móvil en la mesa, girar la botella, yque sea ella la que decida quién paga la prenda. (Emocionante ¿no?)



Y para terminar, vuelvo a Apple para presentaros iMunchies, una aplicación que llenará la pantalla de vuestro iPhone de apetitosas palomitas de maíz. Aquí podéis verla en acción, aunque ya os advierto que el video tiene truco.